Piazza di Ponte Sant'Angelo, 28 | 00186 Roma, Italia | Tel: 0039 06 68 400 20 | coordinator@talithakum.info

FACEBOOK | YOUTUBE

QUIÉNES
SOMOS

Talita Kum es una expresión que se encuentra en el Evangelio de Marcos, capítulo 5, versículo 41. La palabra traducida del arameo significa: "Niña, yo te digo, levántate." Jesús dirige estas palabras a la hija de Jairo, una niña de doce años que yace aparentemente sin vida. Jesús, después de pronunciar estas palabras, tomó su mano y ella inmediatamente se levantó y caminó.

La red mundial de la vida consagrada comprometida contra la trata de personas escogió la palabra "Talitha Kum" para definir su identidad.

La palabra "Talitha Kum" tiene el poder transformador de la compasión y de la misericordia, que despierta el deseo profundo de la dignidad y la vida adormecida y herida por las múltiples formas de explotación.

La trata de personas es un fenómeno complejo y multidimensional, que hiere a decenas de millones de personas y a toda la sociedad humana. La palabra Talitha Kum es una invitación a todos a levantarnos para denunciar con nuestra voz, nuestras acciones, nuestras decisiones diarias y nuestra vida todo lo que promueve y apoya la trata de personas. Denunciamos la arrogancia y la violencia del poder económico y financiero cuando actúa en contra de la dignidad de la persona.

Quien se adhiere a Talita Kum se compromete a salir al encuentro de los que sufren las graves consecuencias de la trata de personas, mujeres, niños, hombres y sus familias. Las actividades y proyectos de Talitha Kum están dirigidos a todos aquellos que son despojados de su dignidad y privados de su libertad, sin tener en cuenta su estilo de vida, raza, religión, orientación económica o sexual. Los miembros de Talitha Kum reconocen y dan testimonio de los valores cristianos, en diálogo y respeto de las diferentes tradiciones religiosas y de los no creyentes.

SUSCRIBIRSE A
NUESTRO NEWSLETTER

PRIVACY

Idioma en el que desea recibir en el newsletter.

“Quando las arañas unen sus telas,
pueden matar a un león”

(proverbio Etíope)